Frase: Las desdichas de la vida


Mi vida ha estado llena de terribles desdichas, la mayoría de las cuales nunca ocurrieron.

Montaigne


Y nos seguimos preocupando por las cosas del mañana.

8 comentarios:

Chiti dijo...

Totalmente de acuerdo. Muchas veces nos preocupamos en exceso por el futuro y dejamos de vivir nuestro presente, agobiándonos por cosas y buscando la solución a problemas que todavía están (o no) por llegar.

Deberíamos preocuparnos más por intentar mejorar nuestro presente, buscando soluciones para los problemillas que vayan surgiendo y no para los que nosotros suponemos que van a surgir. Si los problemas no hacen falta buscarlos!! Vienen solos!!! XD

Bueno, y como tú ya sabes lo que pienso sobre ésto, no me extiendo más.

Un besito!

Anónimo dijo...

Por suerte, la misma habilidad que nos ofrece la oportunidad de fastidiarnos por aquello que todavía no ha ocurrido (y no sabemos si nunca ocurrirá), también nos facilita la opción de disfrutar (soñanado, imaginando y fantaseando) de las posibilidades que nos ofrece el futuro (y que tampoco sabemos si realmente nunca llegaremos a construir).
Me gusta pensar que usar útilmente esta maravillosa habilidad depende de nosotros. ¡Qué gozada!

Choni dijo...

"Si tiene solucción, ¿Por qué preocuparse? pero... si no la tiene ¿Por qué preocuparse?"

Una frase que me dijo una vez una amiga, y es una verdad como un puño.

La gente se obsesiona mucho por "lo que pueda pasar..." y la mayoría de las veces no ven las posibilidades que le ofrece el presente. Está claro, que cuanto más te preocupes por lo que pueda pasar en un futuro, tanto más probable es que ocurra.

El futuro, sea como fuere, es algo que siempre va a llegar, asi que es ejor preocuparse por dejar bien limpito el presente ;)

Igone dijo...

Quien, por más que se preocupe, puede alargar su vida un solo instante?.
Un beso.

Javier Arturo dijo...

La frase hace referencia un poco al tan conocido "carpe diem".

Muchas veces pensando, con nuestras comeduras de coco, vamos encerrándonos en un laberinto que luego nos supone sufrir por cosas que al final, por una razón u otra, acaban por no suceder.

Un ejemplo sencillo: Cuando una novia no te coge el teléfono durante toda una tarde. Quién no ha estado enamorado y por una situación como esa se ha pasado toda una tarde preocupado y sufriendo por lo que pudiera pasar o estar haciendo y luego ha sido cualquier estupidez.

Yo en muchas ocasiones he sufrido por estúpidas hipótesis. ¿Y si me cambio de carrera? ¿Y si nunca llego a encontrar la mujer de mi vida? ¿Y si...? Jeje. Me río de mismo, porque son cosas que en el momento que aparecían carecían de sentido y lo pasaba realmente mal.

Ocupémonos del hoy, que a cada día le basta su problema. "Recoged las rosas mientras podais"

Isaac B. Singer: "Si persistes en decir que las cosas irán mal, tienes la oportunidad de ser un profeta"

Un saludo Zilc y a todos los que escriben.

Anónimo dijo...

Ahora, leyendo tu comentario, javier arturo, se me ha ocurrido que la palabra pre-ocupación, hace referencia a aquello que hacemos antes de ocuparnos realmente de algo. Vale la pena, pues, comernos el "pre" y poner esfuerzo, corazón y mente en el ocuparnos.
Además, me ha recordado una frase que tenía en el baúl de mi memoria. Reza algo así:
Dame fuerza para ocuparme de aquello que depende de mí.
Dame paciencia para aceptar aquello que no depende de mí.
Dame sabiduría para diferenciar una cosa de la otra.
Gracias

Igone dijo...

Hola: yo sabía "a cada dia le basta su afán".
Me gusta el baúl de la memoria... coincido.
Paso un rato muy satisfactorio y simpático con vosotros en el blog. Muchos besos a todos y uno "especial" .ssechrc

Limonero dijo...

Por cierto, hoy, leyendo me he reencontrado con la cita que el otro día escribí de memoria. Ahir va:
"Señor, concédeme la serenidad de aceptar que hay cosas que no puedo cambiar, el valor de cambiar las que pueden cambiarse y la sabiduría para distingir la diferencia. ANÓNIMO"