Revista: Ragazza

Ragazza Hoy me he comprado la revista Ragazza para ver qué tal era y he quedado sumamente decepcionado. Antes de ver una página de texto (iba a decir coherente, pero mejor no) es necesario tragarse 9 páginas enteras de publicidad. De 110 páginas, 52 son páginas 100% publicidad.

Por si eso fuera poco, se encuentran joyas como:
"¿Cuándo es la última vez que viste a sus amigos? Un momento, ¡si no los conoces! Además, si vais juntos y ve a un conocido... ¡cambia de acera!." Explicación de la situación: "Tiene una relación a dos bandas, le mola otra, se avergüenza de ti... ¡Arggg!"
"Descubre como vestirte según la ocasión:
Comida only girls: ¿Vas a pasar el día con tus amigas? No lo dudes y apuesta por un look british muy femenino. Eso sí, luego no te quejes si te piden prestado el modelito".
Hay 7 "ocasiones" con modelitos que ponerse. Sé que no soy el más indicado para hablar de estilo (xD) pero, joder, esto es pasarse.

Menos mal que solo me ha costado 1 €, porque ha ido directamente a la basura.

7 comentarios:

SaLTiMBaNQui dijo...

Ou yeah! Yo hubiese hecho lo mismo con esa revista... si por un momento hubiese perdido la cabeza (véase enajenación mental transitoria xD) y la hubiese comprado...

En mi opinión ese tipo de revistas son el súmmum de la frivolidad; superficiales e insustanciales al máximo....arfgh!! xD
En fin, que me he reído con el post... imaginándote ante esa joya de la creación literaria... xD

Besos

ZilC dijo...

xDDDDDDDDDD

Anónimo dijo...

Realmente el dinero que se destina a todas las revistas que están de moda entre el público joven es, como bien has indicado, dinero para tirar directamente a la basura. La información que dan es paupérrima si no es nula directamente, la publicidad abunda, los periodistas (en este caso las) que están escribiendo ahí no son tales o lo son pero malos, los articulos son los mismos o muy parecidos.
Al caso que en un campamento confisqué la revista bravo, o algo por el estilo, a una niña de doce años, y lo cierto es que no podía creer que un escaso dinero semanal se pueda gastar en semejante basura que, además, tenía contenidos para mayores de dieciocho años.
Por otro lado, recientemente puse al día mi hemeroteca personal y me sorprendí del dinero que había gastado en la revista "Quo", qué cantidad de información estúpida, publicidad y que gran carencia de todo, lo mismo te comentaban que la cerveza sirve para fortalecer los músculos de la lengua por una proteína esencial, que te contaban la versión del infierno de Dante con cuatro páginas de constante repetición y grandes fotos de representaciones, cuatrocientas pesetas para saber estupideces y recibir clases de consumismo.


Fdo: Ducados

Pd: el post ha molado un taco (está muy bien)

ZilC dijo...

Hola Ducados:

Me alegro verte por aquí en ese tono. Estoy totalmente de acuerdo en que hay muchísimas revistas que sólo contienen letras, porque yo no lo consideraría ni información.

Mu dijo...

¿Y qué querías? ¿Comentarios literarios o análisis político?

Tío has comprado la Ragazza. Es como comprar mojama y quejarse por lo dura que está.

:D

ZilC dijo...

Mu, esperaba encontrar algún artículo interesante y no sólo páginas con publicidad.

No la había leído nunca y sentía curiosidad, como la que siento por ver qué cosas les dicen a las quinceañeras en superpop o similares.

Mu dijo...

Yo esas revistas las conocí hace mucho tiempo cuando mi hermana estaba en la edad del pavo, hace ya más años que la tos. Las solía mirar porque estaban llenas de fotos de tías buenas (más que una revista para tíos). Eso sí, en esos tiempos no era tan bestia la publicidad , aunque los temas no han cambiado (deben tener un repositorio de artículos que van reciclando y actualizando según la moda y los precios del momento).

De la superpop, o una parecida, recuerdo una carta a una "experta en sexo", esta vez en un número más reciente de la hermana de una amiga. La consulta era tal que así:

"Hola. He empezado a masturbarme hace poco. Estoy teniendo un retraso en la regla. ¿Puedo estar embarazada?"