Compartir piso

El curso que empieza voy a dejar de vivir solo, que es lo que he hecho este último año académico, y voy a compartir piso con dos compañeros del colegio: Acorán y Dani. Ambos son canarios. Con Acorán he tenido cierta relación este año y me parece una persona interesante y a Dani le conozco menos, aunque también parece buena persona.

La decisión de compartir piso tuvo varios motivos: reducir gastos (aunque al final tampoco será significativo), poner a prueba mi capacidad de convivencia, conocer los problemas que pueden surgir al vivir en pareja antes de que esto ocurra, tener un piso más grande (lo que me permitirá invitar a más gente sin tener que estar sentados en el suelo).

Esta decisión estuvo influída por el deseo de cambiar de piso. No me sentía a gusto en el piso en el que estaba. Interiormente me gustaba, pero no lo el entorno. Tenía unos vecinos un tanto susceptibles, la relación con el dueño de la casa no me convencía (tenía la sensación de estar controlado y era demasiado pesetero) y con el resto de los habitantes del bloque no tuve ninguna relación.

2 comentarios:

Arwen dijo...

Ola!! me alegro mucho de que estes tan decidido a cambiar de piso, que recuerdos!! jejejeje.

espero que el año que viene seas tan o más feliz que este año porque te lo mereces de verdad.

espero volverte a ver porque, aunque no te lo creas, te echo mucho de menos.

Muchos besos y abrazos.

ARWEN

P. D.: Por cierto, felicidades. Eres el único de todos que ha podido mantener el blog medianamente actualizado en vacaciones, ejejeje.

amadacab dijo...

Con que vas a vivir con canarios,eh??? pues me alegra saberlo, así te acordarás de mí. Un consejo, no te irrites si no van al ritmo que tú quieres, cada cual tiene su "tempo".
Estaremos en contacto, mi niño.
Alma36