Política, terrorismo, nacionalismo y mierda

Creo que es la primera vez que me posiciono en estos temas ante desconocidos, si más no, sin verles la cara.

Me vuelvo radical con algunas cosas que pasan. Cada vez que hay un atentado terrorista o pasa alguna desgracia en la que la policía y/o el ejército podrían haber actuado mejor para prevenir lo sucedido. Por otro lado, me la repatea que la gente haga política con las víctimas, hacen que pierda todo el respeto por esas personas.

Por último, siento que cuanto más radical es la gente del PP hace que le coja asco a España y, lo sé, soy consciente que unos cuantos gilipollas no deberían hacerme cambiar mi concepción sobre España, pero lo hacen. Supongo que hacen bien su trabajo, sobre todo cuando atacan directa o indirectamente a Cataluña, cuando cualquier cosa que haga algún político catalán se le tiran al cuello.

Yo no me considero nacionalista, pero me la repatea que se metan con algo que considero mío, de donde me siento parte. Éso me pasa tanto con Cataluña como con España como con Europa. Me toca los huevos la gente que va de yotengolarazón y van evangelizando.

Como he dicho dos párrafos antes, el PP me da asco y lo siento, pues hay algún político del PP que se salva, y supongo que muchos más de los que yo pienso, pero eso es como en la Iglesia: los que hablan sólo hacen que decir tonterías y perjudicar mi concepción sobre su institución o partido.

Me da rabia que algunos quieran generar un sentimiento patriótico, me da rabia que algunos utilicen la constitución como lo sagrado. ¿Es que no se han dado cuenta que las cosas hechas por hombres pueden estar mal, desfasadas, e incluso incorrectas?

Deseo que el PP se divida entre radicales y no radicales (por lo menos), para así sólo tenga odio a los más radicales y pueda gustarme, incluso, el PP moderado. Pues, aunque me considero de izquierdas, lo que no me gusta del PP no es que sea de derechas, sino la forma de hacer las cosas: señores aprendan a hablar, gritar cuando no tenemos lo que queremos ya lo hacemos desde que nacemos.

Este artículo va "dedicado" a Ducados. Escrito entre comillas, porque él es la persona que ha conseguido volver a despertar el odio hacia el PP y la rama radical-arcaica de la Iglesia (Opus y similares). Quizás esté orgulloso de su misión evangelizadora y, claro, algunos palos tienen que llover, y no se puede gustar a los pobres pecadores que no comulgan con las ideas verdaderas.

5 comentarios:

dabolina dijo...

Aunque haya gente muy radical dentro de ella, la verdad es que Iglesia somos todos, como siempre suele decirse, pero es que es cierto. Cuando yo hice la confirmación, por el mismo tipo de cosas empecé a ser de ese tipo de personas que "creen en Dios, pero no en la Iglesia", pero luego mi visión cambió precisamente porque no todas las personas que están dentro de ella se creen poseedoras de la verdad absoluta, porque sinceramente pienso que ésta no existe, y como dice JuanP en su blog, "cada uno tiene su propia visión de la realidad".
Con todo esto vengo a decirte que supongo que dentro del PP pasará lo mismo (no quiere eso decir que pertenezca a este partido o comulgue con sus ideas), lo que pasa es que desgraciadamente es una unidad, un solo partido, y por ello no deben separarse la parte radical de la más abierta. Deben aprender a convivir aunque no se lleven bien. De esta manera a lo mejor a la parte radical "se le pega algo" de la más abierta.
Además, creo que sólo así se le puede cambiar, al igual que pasa con la Iglesia, no se puede intentar cambiar algo desde fuera. Espero que no te dejes llevar por ideas radicales para infundir en ellas tu odio y que cuando te digan algo que consideres que está faltando el respeto a tus ideas, simplemente desóyelo.
Por cierto, no tengas odio, quizás no merezca la pena.
Besos.

dabolina dijo...

Por cierto, acabo de ponerle un enlace a tu blog, me gusta bastante todo lo que escribes, aunque no comparta todas tus ideas :)

Alatriste dijo...

No quiero entrar en el juego, sólo hacer unos leves comentarios. Este, salvo que lo borres, será el único comentario que tenga en interner, porque he borrado todo lo que tenía en mi página y llevo varios días haciendo lo mismo con todas.
Para empezar, no soy del PP, sólo lo he votado una vez en mi vida, se llevar la política con cabeza antes que con el seguimiento del rebaño por doquier, por eso hago chistes de Fraga y tengo dos amigos afiliados al PSOE y uno, distinto de estos, que trabaja en la SER. Simplemente existió un tiempo donde yo vendía lo mío, tú hacias lo propio y parecías estar a favor del diálogo y el entendimiento, hoy veo que la moneda tiene dos caras.
No tengo nada contra los catalanes, de hecho tengo familia allí, en Tarragona, familia afincada y familia catalana política; de manera que no me oirás nunca decir los catalanes esto o aquello, ni a favor ni en contra, puesto que odio a los que derriban toros, atentan contra iglesias, ocupan edificios y tantos otros delitos.
Me parece muy bien que estés vendiendo todo esto por mi, o que como dices me lo "dediques"; yo lo único que te dedique (desconozco si te acordarás) fue un artículo donde dije que deberian de aprender más de uno de izquierdas de "mi amigo Luis de Tarragona", hoy veo donde me equivoque, en que deben de aprender de tí y en que eres mi amigo, ciertamente el error es bastante gordo. Yo no evangelizo (entendiendo por evangelizar dar la buena noticia) por dinero o por hablar de algo, lo hago porque quiero compartir este tesoro, el mayor que he tenido nunca y jamás tendré, dice algo el evangelio sobre los judios que rechazaban el evangelio, busca algo sobre perlas... Yo simplemente te ofrezco lo mejor. Respecto a posturas en la Iglesia, la postura de la Iglesia es el catecismo, si alguien se sale del catecismo (como Lutero, CAlvino, Enrique VIII o cualquier testigo de Heová) no está dentro de la Iglesia, sino fuera, así quien hace comentarios contra la doctrina está fuera de la Iglesia y no puedes decir algo "progre" dentro de la Iglesia, porque es algo "progre" que está tan alejado de la Iglesia como el incesto o el asesinato. Con respecto al Opus Dei, te recomendaria que no hablases de lo que no conoces, yo no soy del Opus Dei y cuando hay algo que no sé no lo digo; digo esto porque es un comentario que tú me dijiste una vez y que parece que has quebrantado, pero igualmente no hago esto con afán revanchista sino contructor (de hecho si no te gusta puedes quitarlo).
Lo de hacer política con las víctimas es algo que he oido de muchos del PSOE, curiosamente un partido que ha puesto a Peces BArbas (antiguo abogado de la ETA) y que desoye a las víctimas en cuestiones como batasunaETA; no pretendía hacer política, sino que se les escuchara, más que nada porque me encantó oirlas en una charla en el club Alayos,no pretendía más que compartir ese sentimiento.
Puedes cogerle a España todo el asco que quieras, pero Cataluña, por el momento, sigue siendo España, y no lo digo para fastidiarte, sino para que te percates de que lo que dices no tiene mucho sentido. Aunque yo lo capto, es un poco ambiguo.
Me despido, no sin decirte que la Iglesia no es una nación ni un partido político, no ha cambiado sus mandamientos desde hace 2000 años, y no lo hará. En la Iglesia no existe derecha ni izquierda, sino gente fiel a la Iglesia y gente que no lo es (EStrada, por ejemplo, pertenece al grupo que no lo es, por eso a la próxima herejía estará excomulgado, tal vez tú lo consideres bueno, pero él está fuera). Te pido perdón si te ha dolido que intentase hacerte abrir los ojos a la vida, y las manos a Dios, sólo lo hacía por dos razones, una por hacer el bien y dos porque nunca me has dicho que te molestase lo más mínimo (como puedo ver, finjias bien). Espero que recapacites sobre el profundo daño que has intentado hacerme, puesto que para nada es algo que venga como reacción a mi intención, mi postura sólo ha sido insistente con una persona a la cual pedí perdón por la misma.
Muchas gracias

Anónimo dijo...

Creo deducir, tambien por el título,que cuando escribes esto, estás en un momento de rabia y que no eres del todo, así. De las palabras del título, solo me pueden valer terrorismo=mierda. La política es necesaria para la convivencia y el nacionalismo es un sentimiento profundo del corazón de las personas que debe ser, al menos, RESPETADO. Esta palabra ultimamente tiene para mi una importancia básica; la pondria el número 2: primero AMOR, después RESPETO.
Yo despues de años de no sentirme nada... hace ya tiempo que me siento del país donde vivo, donde trabajo, de su cultura, de sus costumbres,de sus tierras. Amo a sus gentes... soy de este país, soy nacionalista. Eso no descarta, que además pueda ser "cantonal", d'Euskadi, un poco de Andalucia... es decir, donde tengo mis amores, afectos, vivencias. Española, europea y del mundo me queda mucho menos próximo. Mis sentimientos y amores estan en donde estan.

Respecto a la "Obra" la conocí hace muchos años, no me gustó fundamentalmente por verla elitista. (Jesús estuvo siempre de manera especial con los pobres), ahora no conozco el cambio y adaptación actuales que haya podido hacer por tanto no emitiré mas juicios sin conocerla hoy en dia. Sí se que me han hablado bastante bien, del obispo Jaume.
Es mas positivo AMAR que odiar, RESPETAR que ser radical.
Me viene a la memoria, creo que era una regla, que decia " habla cuando creas que lo que vas a decir es mejor que callar". No obstante, en determinados momentos, puede ser necesario desahogarse y otras veces es... que no sabemos o no podemos hacer mas. Igone.

Anónimo dijo...

Casualmente he leido este "artículo", por llamarlo de alguna manera, pues la calidad artística brilla por su ausencia. Perdón, que eso se llama ahora libertad. Ser mal educado, grosero y totalitario es ser libre. Perdóneme usted, como se llame, pero pienso que patalear como los chiquillos no soluciona los problemas. Critica usted a la Iglesia y al PP por ser arcaicos, intolerantes y retrógrados. Pues bien, eso es lo que yo he advertido al leer su artículo, que de lo que acusa a los demás, es lo mismo que hace usted. Cataluña merece el respeto de todos, así como Cataluña, parte integrante de la nación española, debe respeto al resto de la nación. Si usted es un poco inteligente, se dará cuenta que el discurso político de algunos políticos de la comunidad autonoma catalana pierden el respeto al conjunto de la nación con un discurso partidista, relativista y demagógico. Que busca solamante su propio interés.
Si la Iglesia evangeliza, lo lleva haciendo ya 2000 años, usted no creo que llegue a los 30. Para terminar le diría, a modo de consejo, que no se deje llevar por el ímpetu, del que ha hecho gala. La prudencia es la madre de todas las ciencias. Espero no haberle molestado, pero pienso que tenía que decirselo, como deber moral: ¿Cree usted que exista la moral o la ética? De la respuesta que de a esta pregunta, se deriba su calidad humana. Gracias por su atención.