Libro: El arte de la felicidad

El arte de la felicidad Hoy he acabado de leer El arte de la felicidad de Dalai Lama y Howard C. Cutler. Es un conjunto de entrevista del psiquiatra y neurólogo al líder espiritual del pueblo tibetano. Trata bastantes temas y no sólo las respuestas sino también las percepciones de Howard Cutler sobre las respuestas y sobre el Dalai Lama.

Me ha gustado y aportado bastante. Recomiendo su lectura. Se lleva 3 estrellas.

Te dejo con algunas frases extraídas del libro.
  • Mantenéis la idea limitadora de que todo puede ser explicado dentro de la estructura de una sola vida, y la combináis con la noción de que todo puede y tiene que ser explicado.
  • La felicidad personal se manifiesta en él como la sencilla voluntad de abrirse a los demás, de crear un clima de afinidad y buena voluntad, incluso en los encuentros de breve duración.
  • Cuanto mayor sea el nivel de calma de nuestra mente, tanto mayor será nuestra capacidad para disfrutar de una vida feliz.
  • Enmarcar cualquier decisión que afrontemos preguntándonos: ¿Me producirá felicidad?
  • Si se desea la felicidad, se deberían buscar las causas que en otras ocasiones la han producido, y si no se desea el sufrimiento, debería procurarse que no vuelvan a presentarse las causas y condiciones que dieron lugar al mismo.
  • - ¿Cuál es su punto de vista del amor romántico?
    A diferencia de las relaciones en que hay atención hacia el otro y afecto genuino, no puede verse como algo positivo. Se trata de algo basado en la fantasía, inalcanzable; por lo tanto, puede ser una fuente de frustración. Así pues, no debería ser considerado como algo positivo.
  • Ingredientes para formar una unión duradera: afecto, compasión y respeto mutuo.
  • La compasión puede definirse como un estado mental que no es violento, no causa daño y no es agresivo. Se trata de una actitud mental basada en el deseo de que los demás se liberen de su sufrimiento, y está asociada con un sentido del compromiso, la responsabilidad y el respeto a los demás.
  • Según el pensamiento budista, las causas profundas del sufrimiento son la ignorancia, el anhelo y el odio.
  • Si se desarrolla una motivación pura y sincera [...] aunque no logres alcanzar tu objetivo, puedes sentirte bien con el simple hecho de haber realizado el esfuerzo. Pero si tienes una mala motivación, aunque la gente te alabe o alcances los objetivos que te habías propuesto, no te sentirás feliz.
  • La honradez como antídoto contra el bajo nivel de autoestima o la exagerada seguridad en sí mismo.
  • Reflexión sobre nuestro potencial como antídoto contra el odio hacia uno mismo.

Yo me atrevería a añadir un comentario a Enmarcar cualquier decisión que afrontemos preguntándonos: ¿Me producirá felicidad? y sería: ¿No hacerlo me producirá dolor?
Cuánto sufrimos por no formularnos estras preguntas y actuar en consecuencia.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola compi, quien soy yo pa llevarle la contraria al Dalai Lama¿? pero en cambio comentos las frases ¿ok?
1.- el punto 5 de tus comentarios. Haciendo un silogismo rápido; si solo buscas la felicidad donde la has entoncontrado, pues nunca la encontraras pues se necesita que por lo menos una vez se tenga, cuestion imposible teoricamente! Ahora bien, suponiendo que ya se tienen esas “fuentes” de felicidad, me parece que seguir intentando otras formas es lo que hace comparables las felicidades y así más ricas, aun cuando de ves en ves se produzca tristeza buscando felicidad.

2. de la frase: “La honradez como antídoto contra el bajo nivel de autoestima o la exagerada seguridad en sí mismo.” Me gustaria me compartieras mas de esta frase, me parecio sumamente extraña, no entiendo si se sugiere usar la honradez como antidoto o si la gente involuntariamente lo hace, pues me considero una perzona honrada PERO no me considero de bajo ni exagerado autoestima,,, GRACIAS krnal.

ZilC dijo...

Buenas Huelsz:

Me gusta tu primera reflexión. Comparto tu pensamiento. Ahora bien, también me gusta lo que pone de buscar las causas de lo que ha producido la felicidad. Eso no quiere decir que no busques más allá.

Yo parto de que uno no se puede sentir triste sin haber experimentado la felicidad (o sensación de felicidad) porque sino no sabrías que estás triste. Siempre es interesante analizar lo que nos lleva o ha llevado a ese estado.

Al leer tu comentario he visto que la frase de la honradez, al estar sacada de contexto pierde significado. Eso estaba englobado dentro de un párrafo que hablaba de personas que se ponían metas inalcanzables (para ese momento) y al no llegar se sentían poca cosa. Tabién estaba por el otro lado, pero no lo recuerdo.

Gracias por tus comentarios.

Carlos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Carlos dijo...

To be or not to be

Me gustan mucho los comentarios que pones, pienso que:

La felicidad es un estado mental.

Uno es lo que piensa y lo que cree, lo que sabe y lo vivido.

Uno ES FELIZ a pesar de que por momentos ESTE triste o padezca.

Ya que siendo FELIZ el dolor es pasajero y no se transforma en ese sedimento emocional denominado sufrimiento.

La Honradez es la manera con la cual trascendemos; la rectitud de ánimo, lo que nos conforma cuando hacemos.

Honrarse a si mismo es proceder conforme a lo que uno piensa, cree, sabe y ha ido aprendiendo en el vivir.

Consecuentemente la integridad de una persona y su RECONOCIMIENTO fortalece al alma (autoestima)

SALUDOS

GRACIAS