El grupo de yoga

¿Has estado enamorado alguna vez de una persona?

¿Y de un grupo?
Eso es lo que siento hacia el grupo de yoga. Fuá, ayer pude compaginar dos partes muy importantes de mi vida en Granada: la persona amada y el grupo de yoga..., y ¡fuá! Creo que no tengo palabras para describir mi estado durante la comida... Mi corazón sonreía, creo que más que sonreír irradiaba luz y lo mejor es que no destacaba... ¡brillábamos tanto todos!

Ahora mismo, mientras escribo estas líneas, siento una alegría tremenda por haber conocido a cada uno de los miembros del grupo de yoga.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Amigo Luis, creo que en gran medida algunos de nosotros hemos sentido durante estas Navidades algo parecido, a veces ocurre que se mezchan sentimientos y emociones dentro de nosotros que lejos de ser perniciosos nos engrandecen más aún como seres humanos.
Pienso que es una de las razones fundamentales que nos diferencian de otros seres ¿no crees?.
Yo soy de la opinión de que la sensibilidad del ser humano no solo es buena sino ademas necesaria, aunque claro de todo esto habria mucho que hablar ¿no crees?.

Un abrazo de tu amigo, Antonio

Anónimo dijo...

A veces ocurre que hay que separarse para darnos cuenta de lo que hemos perdido, a veces es necesario el dolor de una ausencia para entender lo que realmente significa en nuestra vida.
No se trata de apego, de esa necesidad imperiosa que no te deja vivir sino mas bien de esa sensación de sentirte realizado como ser humano, como persona, ver que tu alma se te llena de ternura y eres capaz de desprender esa luz que llevas en tu corazón.
De veras es muy hermoso, AMAR Y SENTIRSE AMADO.
Un abrazo muy fuerte mi querido amigo, Antonio

Marta dijo...

Antonio, sus palabras me han emocionado...Creo que en este momento de mi vida siento una gran necesidad de cambio, de autoconocimiento, necesito realizarme como persona y seguir adelante después de la separación tan brutal que he sufrido. No sé si lo que siento es apego hacia esa persona. AMAR Y SENTIRSE AMADO. Distinto DE AMAR Y SER AMADO.
Me pregunto si confundo la necesidad con el amor...