Cine: Babel

Carátula de Babel Ayer, después de más de un mes queriendo ver Babel fui al cine y me decepcionó. Esperaba una película que mostrara las dificultades de la comunicación, un conjunto de historias bien entrelazadas y que dejara mucho para pensar.

Debería haber sido precavido y pensar que ninguno de los guiones que he visto de Guillermo Arriaga (Amores perros, 21 gramos y Los tres entierros de Melquiades Estrada) me ha gustado.

La película son tres historias relacionadas, pero que apenas interactúan. Es como si hubieran escrito tres mini guiones y luego hubieran buscado la forma de unirlos inventando algún nexo.

Con diferencia, la mejor historia es la que transcurre en Japón donde una chica sordomuda muestra la necesidad de ser aceptada por la sociedad y acceder a los placeres de la vida y los prejuicios que tenemos hacia las personas con discapacidades.

Las otras dos historias, más que el problema del idioma, reflejaba la discriminación, la diferencia de acceso a la salud, problemas de pasaporte sólo por haber nacido en un país u otro.

Lo que me dejó peor sabor de boca fue que parecía que el hacer una locura implica que pagar un precio. Según el grado de locura que hagas estoy de acuerdo, pero eso fue desalentador.

Le doy 3 estrellas porque se puede ver.

Ficha técnica:

4 comentarios:

scralk dijo...

La verdad es que a mi la peli me gusto, aunque estoy de acuerdo contigo en que el enlace entre las historias no está muy currado.

Sin embargo, los temas de la desigualdad, la inmigración, el distinto valor de la persona según de qué país es, me pareció que estaban bien tratados... No se, me resultó interesante la peli por eso, por mostrar cuestiones en las que habitualmente no piensas por vivir en un pais desarrollado.

También es verdad que por ejemplo en el caso de la inmigración, está mucho mejor conseguida "Los tres entierros de Melquiades Estrada", de hecho creo que Babel es la peor de las tres peliculas de Guillermo Arriaga.

Williams dijo...

MI JUCIO ACERCA DE LA PELÍCULA BABEL

Babel… Lugar donde hay gran confusión o desorden, o donde hablan muchos sin entenderse.- Babilonia, Torre de Babel.
María Moliner. Diccionario del uso del español.
(Citado en rebelión.com por Ramón Pedregal Casanova)


Casi siempre coincido con Luis Rovirosa en las preferencias cinematográficas. Casi nunca en los juicios y comentarios sobre las películas. La película Babel del mexicano Alejando González Iñárritu refleja lo dicho hasta ahora.

Me gusta mucho el cine y las buenas películas. Con esto no quiero decir que sé de cine ni tengo criterios para una crítica y menos aún, conocimientos técnicos para juzgar un film. Muchas veces repito lo que veo o leo de la crítica especializada; a veces sencillamente me dejo llevar por lo que siento.

Contrario a Luis, considero que Babel es una gran película. Posiblemente le den un OSCAR como mejor película y tal vez al mejor director. Una vez más el cineasta mexicano nos cuenta una historia en un género ya es habitual en él, historias paralelas pero interconectadas cuyo desenlace tiene un efecto dominó. La sincronía de la historia no es lineal.

El capítulo 11 del Génesis inspira el título de la película. Para el director, el episodio de la Torre de Babel es la metáfora que mejor explica la película. La Biblia nos relata un mundo entero donde todos hablan la misma lengua con las mismas palabras. En un acto de “soberbia” el pueblo que quieren construir una torre para llegar al cielo, Dios bajó hasta la ciudad y confundió su lengua de modo que uno no entienda la lengua del prójimo y dispersó a todos sus habitantes por la superficie de la tierra.

La película narra la historia, de “dos adolescentes marroquíes que, armados con una escopeta, salen en busca del rebaño de cabras de la familia. En medio del silencio del desierto, deciden probar el rifle (Winchester)... pero el alcance de la bala es mucho mayor de lo que esperaban. En un instante, las vidas de cuatro grupos extraños en tres continentes colisionan. El incidente trágico en el que se ve involucrada una pareja estadounidense en Marruecos desencadena una serie de acontecimientos que afectan a cuatro familias en diferentes países. Unidos por las circunstancias, separados por continentes, cultura e idioma, cada personaje descubre que la familia es lo único que ofrece consuelo”. (Reseña tomada del periódico El Ideal de Granada).

El matrimonio, (Brat Pritt y Cate Blanchett), en crisis, emprende un viaje desierto para enfrentar los problemas que tienen. Deciden salir de su rutina. La niñera mexicana (Adriana Barraza), quien cuida a los niños de la pareja, decide llevarse sin permiso a dos niños estadounidenses al otro lado de la frontera con la ayuda de su sobrino (Gael García Bernal). No es libre ante la demanda de sus “patroncitos”. Dos adolescentes marroquíes miembros de una tradicional familia campesina, ocultan los verdaderos hechos acaecidos por jugar con un rifle de alta potencia. Una adolescente japonesa, (Rinko Kikuchi) sorda y rebelde con su padre (Kôji Yakusho), se ven atrapados en la creciente ola de un accidente cuyas proporciones crecen sin que nadie pueda controlarlas. Esta adolescente, limitada en su expresión verbal, -“es sorda, por tanto excluida,”- busca cariño, reconocimiento y desea comunicarse con su cuerpo. Al parecer es la única manera de sentirse alguien. El otro camino que le queda es el suicidio. Al presenciar la muerte trágica de madre, la vida pierde valor.

En un mundo global dominado por las comunicaciones no logramos comunicarnos. Así lo decía González Iñárritu en una entrevista en un diario de América Latina: “Estamos viviendo en una época en la que hay muchas herramientas tecnológicas que nos hacen pensar que cada vez estamos más comunicados, pero lo que muestra Babel, es que no nos entendemos porque precisamente nadie escucha las emociones del otro. A fin de cuenta esta es la causa de todos los problemas de la humanidad”.
Para el realizador mexicano, la película Babel presenta como núcleo un tema candente del siglo XXI, la comunicación. La comunicación entre la pareja; la relación de los patrones con la empleada y viceversa; la incomunicación en el mundo rural, representada por la familia de marroquíes” Por último, en la relación del padre con su hija es donde mejor se muestra el problema de comunicación. Este relato acerca de una adolescente que intenta suplir la falta de afecto por la sexualidad expresa otra faceta del lenguaje, la física. Según Alejandro González Iñárritu: “La comunicación no sólo es lo que se dice o no se dice, también es lo que se evoca físicamente. En el caso de Chieko, la adolescente japonesa, no tiene madre, pero tampoco tiene palabras. Si no se tiene la opción de tocar o ser tocado por las palabras, el cuerpo se convierte en instrumento, arma o invitación”. Pero el problema de la comunicación no es sólo un problema de idioma. González Iñárritu nos dice que, “Los idiomas nos separan y crean barreras, la sensibilidad humana nos une como individuos”.
Por último está el papel de los poderosos medios de comunicación, que son capaces de difundir una noticia en pleno desarrollo. Terminamos viendo el mundo por los ojos de los medios. Un hecho fortuito, -el que desata todo el drama- los niños marroquíes jugando con el arma de alta potencia, es transmitido por los medios como un atentado terrorista contra un grupo de turistas.
No es fácil lograr a unir a más de 1200 personas de tres continentes y que hablan cuatro idiomas distintos, además de usar tres formatos cinematográficos tan distintos (súper 16 milímetros la de Marruecos, en 35 milímetros la de México y en Lex Anamórdico la de Japón… Fue como grabar cuatro películas, dicho por González Iñárritu).
Termino con las palabras de la película: “Las auténticas fronteras, más que líneas físicas exteriores, están dentro de nosotros, son barreras del mundo de las ideas. Entendí que lo que nos hace felices como seres humanos puede ser muy diferente, pero lo que nos hace desgraciados y vulnerables, más allá de la cultura, la raza, el idioma o el nivel económico, es lo mismo para todos”.

ZilC dijo...

Con tu aportación, la película gana puntos. Quizás el problema principal es que esperaba mucho de la película y una pareja mayor que no paraba de comentar la película, me impidió disfrutarla al máximo.

Muchas gracias por tu comentario.

Te propongo que hagas los comentarios de cineforum. ¿Te atreves?

::ar:: dijo...

Acabo de verla sin tener referencia alguna, al mejor estilo ignorante total. Al principio no entendí nada pero luego el rompecabezas se fue uniendo.

Coincido 100% con el comentario de Williams.